Instituto Venezolano de Investigaciones Cientificas 
Search
Close this search box.

Conferencias: “Ciencia Esequiba” destaca la importancia de conocer la distribución biogeográfica en la Guayana venezolana

Prensa IVIC/ Irania Medina.- Bajo el marco del ciclo de conferencias “Ciencia Esequiba”. Ángel Viloria, biólogo del Centro de Ecología del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), ofreció una charla titulada: “Continuidad biogeográfica entre el territorio Esequibo, la Guayana y el Amazonas venezolano”.

Esta se centró en la distribución de los seres vivos en Venezuela con un enfoque particular en la región sur y sureste del país haciendo énfasis en el estudio de un grupo de insectos muy conocido y atractivo: las mariposas.

El doctor Viloria destacó la importancia de comprender la biogeografía, es decir,  la dispersión de los seres vivos, “ya que los mismos siguen patrones comunes independientemente del grupo al que pertenezcan, ya sean mariposas, aves o plantas”.

Para el estudio de la distribución biogeográfica de Venezuela, el investigador utilizó un sistema de clasificación basado en el Código Internacional de Nomenclatura de Área, del cual él mismo fue coautor en el año 2004,  junto a otros investigadores de diferentes países.

En su estudio, el experto se enfocó en la zonificación biogeográfica de Venezuela, la cual toma en cuenta el componente de endemismo. Es decir, las especies o grupos de especies propias de un área geográfica específica, que no se encuentran en ninguna otra parte del planeta.

Venezuela posee muchas especies biológicas endémicas, especialmente al sur del río Orinoco, en áreas como la Amazonía venezolana y la Guayana venezolana, esta última ubicada principalmente en el estado Bolívar y en el territorio Esequibo. “Este territorio ha sido objeto de controversia y disputa entre Venezuela y Guyana.

“Históricamente, se ha asignado a Guyana pero Venezuela sigue reclamando su soberanía sobre esta zona”.

Territorio en reclamación

El conferencista enfatiza que el territorio Esequibo sigue siendo parte de la Guayana venezolana, ya que está ubicado al sur del Orinoco y su denominación se debe al nombre del río principal que atraviesa la región. “Si bien la mayoría de los países atribuyen este territorio a Guyana, es necesario reconocer que aún está en disputa”.

También mencionó las dificultades a las que se enfrenta Guyana, ya que no sólo tiene conflictos territoriales con Venezuela, sino también con Surinam, una ex-colonia holandesa y esta a su vez tiene disputas con Guyana francesa.

Del mismo modo, enfatizó que Venezuela no es el único país involucrado y que es necesario considerar las condiciones históricas y sociales que han influido en la presentación errónea de este territorio como parte de Guyana.

Estudios científicos

Para ejemplificar sus estudios sobre la distribución de las mariposas en la región del Escudo Guayanés y en particular en la provincia biológica  de Pantepuy, que abarca estas elevadas mesetas.

Para finalizar, Viloria señaló que estos estudios abarcan no solo Venezuela, sino también el territorio Esequibo, Brasil y Colombia. “Con ello, busca demostrar la continuidad biogeográfica entre estas áreas y la importancia de considerarlas como una unidad en los estudios científicos”.

El acuerdo entre la  República de Venezuela y la Gran Bretaña

El acuerdo entre la  República de Venezuela y la Gran Bretaña se mantiene vigente como herramienta clave para resolver la controversia territorial entre Venezuela y el Reino Unido, la cual se originó en 1962 cuando Venezuela impugnó el Laudo Arbitral de París de 1899.

Este acuerdo, firmado en Suiza en 1966, busca establecer los pasos necesarios para la resolución de esta disputa que involucra la frontera entre Venezuela y la Guayana Británica. En ese momento, la Guayana Británica se encontraba en proceso de independencia y, por ende, también participó en la firma del acuerdo.

La controversia se sustenta en la consideración de Venezuela respecto a la anulación e inexistencia del Laudo Arbitral de París de 1899, debido a la revelación de documentos que comprometen su validez, como el memorándum de Severo Mallet-Prevost junto con otros documentos relevantes.

El Acuerdo de Ginebra pone de manifiesto la importancia de la diplomacia y la negociación internacional como vías efectivas para resolver pacíficamente disputas territoriales.

La resolución de esta disputa no solo será un logro bilateral, sino también un ejemplo positivo de la voluntad política y diplomática que puede llevar a la solución de controversias territoriales en el ámbito internacional.

Deja un comentario

Eisamar Carolia Ochoa Contreras

Antropóloga (UCV). MSc en Procesos Sociopolíticos y de Integración Venezolanos, Latinoamericanos y Caribeños (IDEA).

Diplomante en Economia Política (CLACSO). Investigadora, conferencista y autora de diversos artículos y libros en las áreas de soberanía alimentaria, antropología de la subsistencia, agroecología, historia de la alimentación y la agricultura e investigación acción participativa. Activista social en agroecología y praxis autogestionarias. Presidenta de la Fundación de Investigaciones Sociales Diversidad.